Si te gusta comparte ->Tweet about this on Twitter

Twitter

Share on Facebook

Share on Tumblr

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido está integrado en la Comarca del Sobrarbe y es el único Parque Nacional que posee Aragón. Además, de ostentar este título es Reserva de la Biosfera, Zona de Especial Protección para las Aves y Patrimonio de la Humanidad. Abarca los términos municipales de Bielsa, Fanlo, Puértolas, Tella-Sin, Broto y Torla y su altitud varía desde el río Vellós (700 metros) a su pico más alto Monte Perdido (3.355 metros).

En aragonés se le conoce como Parque Nacional d’Ordesa y d’as Tres Serols nombre que le viene del macizo que lo conforma (las Treserols) y que es considerado el macizo calcáreo más alto de Europa. Desde lo alto de Monte Perdido descienden unas grandes crestas y valles glaciares. Destacan el valle de Ordesa que se extiende de este a oeste, el Cañón del Añisclo al suroeste, las Gargantas de Escuaín en el sureste, el valle de Pineta en el noreste y el valle de Bujaruelo en noroeste del Parque. Todos estos lares disponen de numerosas rutas de travesía y senderismo que ayudan a conocer el que es el segundo Parque Nacional más antiguo de España.

circo de Soaso Parque Nacional Odesa y Monte Perdido

Circo de Soaso

FLORA

La flora de este Parque Nacional consta de 1490 especies de las que 83 son especies exclusivas del Pirineo. En su parte más baja (700-1700 metros) la vegetación que predomina es la mediterránea con hayas, abetos, quejigos, fresnos, sauces o avellanos. Un poco más arriba a partir de los 1700 encontramos el boj y a partir de los 2000 metros predomina el pino negro. Pasada esta altitud la festuca se impone en el paisaje y es la mejor zona para encontrar edelweiss o “flor de nieve”.

Pino Negro

Pino Negro

edelweiss

Edelweiss

festuca

Festuca

FAUNA

quebrantahuesos

Quebrantahuesos

La fauna del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido abarca más de 120 especies donde el rebeco, corzo, jabalí predominan y el oso pardo aúna una población de entre 25 a 30 ejemplares. También nos podemos encontrar nutrias, marmotas, ginetas, zorros, hurones o tejones.

Pero si hay una especie que atrae a cientos de turistas cada año esa es el quebrantahuesos. Esta ave considerada una de las más grandes del planeta habita en los desfiladeros y rocas del Parque. Sin embargo, no son las únicas aves que sobrevuelan Ordesa y Monte Perdido, el urogallo, el águila real, el buitre leonado, el alimoche o el milano negro pueden verse fácilmente solo con echar la vista al cielo. Dentro de los anfibios destaca la rana pirenaica o el tritón pirenaico que según muchos indica la pureza de las aguas de la zona.

SENDERISMO

Ruta circular a la Cola de Caballo y al Circo de Soaso

Cola de caballo senderismo

Dificultad: media-alta

Kilómetros: 20 km

Altitud máxima y mínima: 1977m – 1305m

Desnivel: 890m

Duración del recorrido: 6 horas y 50 minutos

Población cercana: Torla

El recorrido comienza en la Pradera de Ordesa, siguiendo el GR- 11 y sus marcas rojas y blancas. La pista ancha nos ayuda ascender de manera suave hasta que nos encontramos con el mirador de la cascada de Arripas. Continuaremos y llegaremos al desvío de las cascadas, hay que ir dirección a la Cola de Caballo. Unos metros más adelante llegaremos a otro mirador, el de la cascada del Estrecho uno de los saltos más imponentes que tiene el río Arazas.

El sendero sigue por un hayedo llegando a una cabaña, a mano izquierda tomaremos el camino que sube hacia el circo de Cotatuero y la Faja Racón. Fuera del hayedo aparecerá la cueva del Frachinal un camino cubierto por la gran roca que se encuentra a mano izquierda.

Pronto llegaremos a las Gradas de Soaso con muchas pequeñas cascadas y una vez pasadas éstas, entramos en la parte alta del valle de Ordesa donde ya se puede avistar el circo de Soaso. Seguimos por la margen derecha del río Arazas, allí las fajas y pequeñas cornisas forman un paisaje espectacular. Cruzamos una pasarela metálica para observar (si el tiempo lo permite) las famosas Tres Serols: el cilindro de Marboré a 3.325 metros, Monte Perdido a 3.348m y el pico Añisclo, 3.257 metros de altitud.

Finalmente llegamos a la Cola de Caballo, un magnífico salto de agua digno de admirar. Tras esta merecida parada volveremos a la Pradera de Ordesa, para ello, seguiremos el mismo itinerario.

Cómo llegar

Hay que tener en cuenta que ciertos días festivos o de verano no se permite la entrada al Parque con coche, por lo que es necesario estacionar nuestro vehículo y coger el servicio de autobuses, que pone el Parque, para poder llegar hasta la Pradera de Ordesa y que tiene sus salida desde el centro de visitantes del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido (Torla). Los horarios de los autobuses son de 7 a 20h pero es mejor confirmarlo de antemano llamando al teléfono 974486472.

Si por el contrario no es día festivo y sí que se puede acceder con coche habría que tomar la A-135 en dirección norte atravesando todo el pueblo de Torla. Una vez que hemos salido del pueblo a unos 3 kilómetros se llega al Puente de los Navarros, allí continuaremos por la A-135 que se va hacia el este, atravesaremos las puertas de entrada al parque. Después de 5 kilómetros se llega por fin a la Pradera de Ordesa donde tenemos un aparcamiento para estacionar los coches.

Ruta por Añisclo, San Urbez y las cascadas del río Aso

Cañón añisclo

Dificultad: baja

Kilómetros: 2 km

Altitud máxima y mínima: 950m – 900m

Desnivel: 40m

Duración del recorrido: 45 minutos

Población cercana: Vio

Un trayecto por lugares con encanto como la Ermita de San Urbez situada bajo una gran roca, el puente colgado de San Urbez o las ruinas del molino de Aso y las cascadas del mismo nombre. Una ruta que se llena de encanto en otoño con todos los colores de las hayas en plena explosión.

Desde el parking de Añisclo se coge la senda que, unos metros más adelante, nos lleva a un desvío hacia el Molino de Aso, actualmente en ruinas (15 minutos de desvío aproximadamente). Retomando el sendero principal se llega sin dificultad a las cascadas del río Aso.Una vez pasado el puente, y dejando atrás las cascadas nos encontraremos con varios miradores sobre el cañón de Añisclo.

Unos metros después se desciende hasta el río Bellos, sobre el que se cruza a través de un precioso puente de madera, para volver a tomar algo de altura por el GR-15 cerca de la Ermita de San Urbez. Continuando por el GR-11 en dirección hacia la carretera aparece el puente medieval de San Urbez que hace honor al río Bellos que pasa por debajo.

Si se quiere alargar la excursión por el GR-15 en unos 50 minutos se accede al cañón de Añisclo. El camino que pasa cerca de la ermita discurre junto al río Bellos por un bonito hayedo en el que podremos ver pozas de aguas cristalinas. 2 horas más de recorrido si queremos lelgar a la Ripareta, en pleno corazón de Añisclo.

Cómo llegar

Desde la localidad de Escalona tomamos un desvío a la izquierda dirección al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido “Cañón de Añisclo”. Continuamos por la carretera del valle de Añisclo durante 13 kilómetros hasta llegar al parking del Cañón de Añisclo.

Ruta circular por la Pineta, Cascadas del Cinca y La Larri

cascadas cinca

Dificultad: media

Kilómetros: 12 km

Altitud máxima y mínima: 1740m – 1280m

Desnivel: 680m

Duración del recorrido: 4 horas

Población cercana: Espierba

Nuestro trayecto lo comenzaremos en el aparcamiento del Valle de Pineta a 1280m. La ascensión será relajada y en unos 45-60 minutos llegaremos al puente sobre el río Cinca. Pasado el puente hay que coger la senda que discurre entre gran vegetación hasta llegar a un cruce de caminos que nos mostrará la dirección para llegar a las cascadas del Cinca.

Atravesamos un paisaje abierto lleno de rocas y praderas. Después de caminar hora y media se llega a los pies de las cascadas del Cinca. Una vez ahí se puede ascender por una fuerte pendiente para alcanzar la parte más alta de las cascadas.

Por el mismo sendero por el que hemos alcanzado las cascadas del Cinca descendemos hasta llegar a la pista forestal cerca del puente sobre el río y se continua con el recorrido hacia los llanos de La Larri. Un trayecto suave cerca de los hayedos hasta que se llega a las cascadas del Barranco de Montaspro y a las del puente sobre el barranco de La Larri. Se sigue por la pista hasta una valla ganadera desde donde el sendero empieza a ganar altura hasta llegar a los Llanos de La Larri.

La última parte del trayecto nos lleva en unos 30 minutos por las praderas hasta las cascadas de La Larri. Para regresar un buen recorrido es hacerlo por el hayedo hasta la Ermita de Pineta, para ello volveremos a la pista y metros antes de llegar a la valla habrá un sendero a la izquierda (no señalizado) por el que se va al hayedo que a su vez conduce a la ermita que se encuentra al lado del Parador de Bielsa y para llegar al aparcamiento de nuevo solo hay que seguir 200 metros por una carretera.

Cómo llegar

Desde Bielsa se coge un desvío hacia el Parador de Monte Perdido. Unos 300 metros antes de llegar a dicho Parador hay una explanada a la izquierda pasando el puente sobre el río Cinca. En esa misma explanada aparcaremos para seguir a pie con nuestro recorrido.

Ruta miradores de Revilla y las Gargantas de Escuaín

Gargantas de Escuaín

Dificultad: baja

Kilómetros: 4,5 km

Altitud máxima y mínima: 1362m – 1195m

Desnivel: 200m

Duración del recorrido: 1 horas y 40 minutos

Población cercana: Revilla

Un recorrido que se adentra en las Gargantas de Escuaín y donde hay unas magníficas panorámicas desde sus miradores, lugar perfecto también para avistar quebrantahuesos.

El camino comienza en el pueblo de Revilla y nos va a llevar hasta los miradores de Angonés. Tomaremos el sendero que se va a la izquierda en dirección oeste para cruzar el barranco de Consusa a través de un puente de metal. Comienzan a verse encinas y robles pero no serán las únicas especies vegetales que nos encontraremos, hayas, pinos, fresnos, tilos o bojes completan la rica y variada vegetación de la zona.

Continuaremos por el sendero y llegaremos cerca de una pared rocosa donde está la ermita de San Lorenzo, al que se llega en unos pocos minutos. En la misma roca donde se sitúa la ermita hay una serie de enigmáticos grabados, aún hoy sin descifrar. Volviendo sobre nuestros pasos llegamos al sendero principal por el que continuaremos llegando hasta el primero de los miradores. Desde aquí se puede ver el municipio de Escuaín.

Siguiendo con la ruta hacia Revilla. Sabremos que hemos entrado en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido porque un cartel anuncia su comienzo. Desde dicho cartel descenderemos hacia la izquierda, cruzaremos el bosque de pinos y llegaremos a los miradores de Angonés norte. Deshacemos el camino unos metros para coger el sendero que nos lleva al mirador de Angonés sur, los dos, son lugares idóneos para poder ver a los quebrantahuesos en su hábitat natural.

Por último, desde los miradores se volverá a tomar la ruta hacia Revilla donde el camino comienza una fuerte subida y con gran cantidad de piedras en el camino tras unos minutos andando el camino gira a la derecha y se suaviza llegando a una zona de llanura, desde aquí las panorámicas son espectaculares. A partir de aquí el camino ya no tiene dificultad. Seguimos el camino hasta ver la señal de “Revilla” que nos manda hacia la derecha y volvemos así al puente metálico donde comenzamos el recorrido.

Cómo llegar

Desde Aínsa, seguimos la carretera A-138 en dirección a Bielsa y Francia. Dejamos atrás la población de Escalona. Desde la carretera A-138, justo después del Hospital de Tella, tomamos la desviación hacia la izquierda en dirección a Tella. Después de hacer 5,6 km dejamos la carretera de Tella y tomamos la carretera que sale a la izquierda y que va hacia la pequeña población de Revilla (6,6 km). Unos 300m antes de llegar a Revilla, en una curva muy pronunciada hacia la derecha, comienza la ruta de los miradores de Revilla. Hay un pequeño espacio habilitado para estacionar los coches en la misma curva, al borde de la carretera.

Si te gusta comparte ->Tweet about this on Twitter

Twitter

Share on Facebook

Share on Tumblr